Ir al contenido principal

Entradas

Elegir modelo de conciliación

Entradas recientes

Diferencia entre partes no signatarias y terceros en el arbitraje

Distinguir una cosa de otra es muy importante en la vida, y más aún si se trata de encontrar justicia una de las necesidades vitales para la vida, por ello es transcendental conocer que la autodeterminación, confianza, predictibilidad, seguridad, integridad y transparencia son las bases y pilares sobre las que descansa el sistema arbitral para no confundirnos con la otra cara de la justicia donde está el proceso judicial.
Lamentablemente con mucha frecuencia algunos abogados, jueces e incluso los mismos árbitros ven el arbitraje como si fuera un proceso judicial, de ahí que se genere una serie de situaciones que causan perjuicio no solo a las partes, terceros, Estado, sino también a tan noble institución, pues si vemos al arbitraje como un proceso judicial entonces los terceros podrán incorporarse al arbitraje sin limitación alguna recayendo los efectos del laudo  sobre estos, podríamos presentar tantas apelaciones con efecto y sin efecto suspensivo y nulidades como podamos al igual qu…

Conciliación inteligente en las contrataciones del Estado

El nuevo marco jurídico de contrataciones del Estado[1], instaura la “CONCILIACION INTELIGENTE”, para garantizar que las Entidades adopten soluciones eficientes y seguras a sus controversias con los contratistas que no solo satisface los intereses de Entidades, sino también de contratistas y sobre todo de la sociedad en su conjuntoal permitir que los bienes, servicios y obras trabadas por los conflictos se concluyan a la brevedad posible.
La filosofía que inspira la conciliación inteligente consiste en fomentar la conciliación como un auténtico medio de solución de controversias entre Entidades y contratistas, para generar acuerdos razonables, duraderos y no desperdiciarla en trámites inocuos.
Es una conciliación “inteligente” porque incorpora mecanismos que incentivan a las Entidades para conciliar con los contratistas, cuando el futuro arbitraje sea adverso a la Entidad y desincentiva su utilización, cuando el futuro arbitraje sea favorable a la Entidad, para ahorrar tiempo y recurso…